11 De Septiembre Autoatentado

¿Podría el atentado del 11 de septiembre considerarse una farsa?
Dentro del orden de la geopolítica encontramos que las superpotencias, en este caso la de Estados Unidos, se encuentran dispuestas a asumir todo tipo de riesgos, de complots para lograr sus fines cada vez más inconfesados. Científicos de todo tipo han pedido una mediación profesional para llegar a la verdad del desastre del 11 de septiembre, que ha partido la historia moderna en dos ¿para beneficio de quién? Ya lo sabremos.

11 de Septiembre Autoatentado

El 11 de septiembre ha sido considerado para muchos un montaje de implicaciones mundiales, ya que afianzó el objetivo de una guerra que ahora no tiene fronteras, ya que se trata de una lucha contra el “terrorismo”, el cual se puede presentarse en cualquier lugar del mundo, lo cual le da licencia a la superpotencia del Norte, de invadir a cualquier país con la escusa deliberada de que puede refugiar terroristas, este es una de las hipótesis de más valides.

Elementos a tomar en cuenta en el atentado del 11 de septiembre.

Deberíamos considerar con detenimiento esta hipótesis ya que, considerando las pruebas, no había judíos en Estados Unidos para entonces, además habría que considerar el hecho de la caída de las torres por demolición (no por los impactos), ya que el científico físico Steven E. Jones, profesor de la Universidad Brigham Young, afirma que la explicación que dio para su momento el gobierno Americano no se ajusta a las condiciones por las cuales un edificio de semejante proporción es derribado, este es, el edificios del Centro Mundial de Comercio, símbolo por excelencia del imperio Americano.

Ahora bien, este científico, unido a un equipo considerable de colaboradores, le pidió a las autoridades una investigación concienzuda que permita establecer las razones lógicas de tal desastre, pues ya es comprobado, por ejemplo, que no hubo avión en el pentágono, lo cual pone en duda cualquier otra versión oficial que presuma, con argumentos dudosos, decir la verdad.

Es así como cabe aceptar la hipótesis que manejamos desde un principio, esta es que tal desastre lo planearon los americanos, para abrir las fronteras de guerra, pues el terrorismo se encuentra en cualquier lugar del mundo, y paradójicamente, en los países que son ricos en yacimientos de petróleo.

Es conocida la invasión y la destrucción que siguieron en medio oriente como retaliación, las fuerzas armadas americanas, en la retina de las personas quedaron grabadas las explosiones de las bombas sobre la ciudad de Bagdad, sometida por semanas y reducida a ruinas en un abrir y cerrar de ojos, con el objetivo de reducir las posibilidades, todo esto con el argumento de que hubieran armas biológicas, sin que encontraran nada, ni a Ozama Bin Laden, que lo más seguro es que esté vivo.

Estamos pues frente a un complot, ya que las relaciones lógicas de nuestro científico comprueban que la forma de la caída de las torres corresponde a la de una demolición controlada, coordinada desde las bases mismas del edificio y no en la parte alta como se supone, de ello dan prueba los innumerables videos, todos desde distintos ángulos, que grabaron la demolición.

Speak Your Mind

*